Por David Fernández-Prada

Zascandil ha venido para quedarse. José Luis Camacho, después de 18 años en El Candil y con más de veinte años de experiencia en establecimientos como Casa Zabala, Marchica o Las Delicias ha emprendido una nueva aventura gastronómica en su proyecto más personal, Zascandil.

Gijón cuenta desde el pasado mes de mayo con un nuevo restaurante de producto, una gastronomía auténtica, de temporada, donde la materia prima es la que marca el calendario en la cocina.

Gambas OrlyLa cocina sabrosa es el concepto que Camacho ha diseñado para Zascandil. Cuenta con dos espacios únicos. El Bar donde poder disfrutar de un aperitivo, unas tapas o de una seleccionada carta de cócteles. Y el Restaurante, un salón de ambiente marinero donde degustar los mejores platos de la temporada, de la huerta o del mar pero siempre de pequeños productores. La proximidad y la calidad forjan el carácter de la “Cocina Sabrosa”. En su carta encontramos clásicos renovados donde el sabor es el común denominador en este local situado en el céntrico barrio de “El Carmen”. Entre las especialidades de la casa el cocinero ha querido dejar un hueco para homenajear a restaurantes históricos de la ciudad. Recupera elaboraciones como los muslitos de pavo de Casa Mercedes y las clásicas gambas a la gabardina del Tívoli.