El Salón acogió el Concurso Nacional de Corjamón, catas, demostraciones y experimentos gastronómicos con grandes chefs.

El Salón de la Alimentación y el Equipamiento del Norte SALENOR 2017 celebrado los pasados 20, 21 y 22 de febrero  en el Pabellón de Exposiciones y Congresos de La Magdalena, de Avilés, se saldó con el aplauso y el reconocimiento de los profesionales del sector y del público en general. La cita contó con casi un centenar de expositores del sector, provenientes de nueve comunidades autónomas, que representaron a más de un millar de marcas.

 

Una de nuestras mayores apuestas

“SALENOR es una de nuestras mayores apuestas como Cámara de Comercio porque estamos hablando de un sector decisivo para nuestra economía, de hecho la industria de la alimentación y bebidas española es la cuarta de Europa en volumen por detrás de Alemania, Francia e Italia”, declaró el vicepresidente de la Cámara, Luis Noguera, en el acto de presentación.

 

El vicepresidente de la Cámara explicó que en España es el primer sector en venta neta con un 20,6 por ciento del total, y representa el 18,2 por ciento de las personas ocupadas, el 16,8 por ciento de las inversiones en activos materiales y el 15,3 por ciento del valor añadido.

 

“Y en Asturias las cifras no son menos impactantes, ya que la industria agroalimentaria asturiana representa en torno al 2,5 por ciento del Valor Añadido Bruto, emplea a más de 7.200 personas repartidas en más de 600 empresas fabricantes y genera un volumen de negocio de 1.949 millones de euros, el 14,6 por ciento del total”, indicó Noguera, que precisó que a eso hay que añadir las más de 700 empresas pertenecientes al sector de la distribución.

 

Un Salón con estrellas

SALENOR contó con la participación de destacadas figuras de la gastronomía como José Carlos Capel, Pedro Morán, Luis Alberto Martínez y David Fernández- Prada. Además, Francis Paniego, Premio Nacional de Gastronomía como mejor jefe de cocina en 2014, ofreció una master class bajo el título de “Creatividad basada en la tradición”, y Cecilio y Luis Alberto Lera, protagonizaron una sesión gastronómica bajo el título de “La cocina cinegética al alcance de todos”. También estuvieron, entre otros, el cocinero Marcos Morán, acompañado por Estela Antuña, la avilesina de 10 años que concursó en “Masterchef junior”.

 

Los expertos estiman que el mejor tiempo de reposo de la fabada son 8 horas

Varios expertos en gastronomía, capitaneados por el creador de Madrid Fusión, José Carlos Capel, concluyeron que el mejor tiempo de reposo para la fabada es de ocho horas, para las elaboradas con faba fresca, después de una cata experimental celebrada con público en SALENOR. Junto a José Carlos Capel, participaron chefs como Pedro Morán, Luis Alberto Martínez o David Fernández- Prada. Todos, por unanimidad, coincidieron, junto al público participante, que el mejor tiempo de reposo para el plato más emblemático de Asturias es de ocho horas.

José Carlos Capel consideró que entre seis y ocho horas de reposo es suficiente para que la fabada esté en su punto, aunque ha reconocido que en esto no se ponen de acuerdo los cocineros expertos en el plato más emblemático de Asturias.

 

“Hay un tema importante que es el fenómeno de la ósmosis que sufre el corazón de la faba a través de la piel, que se impregna del líquido que lo rodea y además de hacerla un poco más tierna el sabor se homogeneiza”, declaró el crítico de el País.

 

Pedro Morán, reflexionó sobre  el tiempo de reposo de la fabada: “ “Cada maestrillo tiene su librillo y cada persona que cocina sabe hacer las cosas a su manera, pero lo que sí es cierto es que la fabada está cogiendo una proyección muy buena debido a eventos como este de SALENOR”, declaró Morán.

 

El Yantar y Gavia se lleven los premios SALENOR

El Salón de la Alimentación y el Equipamiento del Norte se clausuró el pasado 22 de febrero con la entrega de los galardones que llevan su nombre al suplemento “El Yantar”, del diario El Comercio, y al Grupo Gavia.

 

Al suplemento El Yantar se le reconoce “su notable contribución a la promoción de la gastronomía, los productos agroalimentarios españoles y especialmente los asturianos, en una labor como informadora y formadora merecedora de esta sexta edición de los Galardones SALENOR”.

 

Al Grupo Gavia se le ha entregado el Galardón SALENOR por su trayectoria, superadas sus bodas de plata. Se distingue también la labor profesional y empresarial de este grupo que aglutina a más de una decena de establecimientos hosteleros de reconocido prestigio, servicios y calidad.

 

Los galardones SALENOR se instauraron en 2009 para reconocer a las personas, entidades o empresas que gracias a su trabajo diario contribuyen a promocional, ensalzar y aportar innovación en la gastronomía, la difusión y la iniciativa empresarial.

 

El presidente de la Cámara de Comercio, Francisco Menéndez, expresó su deseo de que ese acto de entrega de los premios sea uno los principales recuerdos que queden del Salón. “Se trata de la entrega del premio que lleva el nombre de este Salón y que busca hacer patente el reconocimiento de la Cámara de Comercio que presido a la excelencia en el ejercicio de una profesión vinculada a este sector, que es básico para la economía asturiana y que se nos está descubriendo un fuerte potencial exportador”, dijo Francisco Menéndez.

 

Juan Bautista Morano Beltrán gana el Concurso Nacional de CORJAMÓN

Juan Bautista Morano Beltrán, de la Joya al Corte, de Huelva, resultó ganador del IX Concurso Nacional de Cortadores de Jamón, celebrado en el marco SALENOR 2017. Morano Beltrán era la primera vez que participaba en Asturias, pero ya acumula seis primeros premios como cortador de jamón, aunque reconoció que la de SALENOR ha sido una prueba especialmente difícil. “Somos cortadores de jamón, no somos cocineros y la verdad es que el tema de las tapas nos ha costado un poquito de trabajo”, declaró el ganador tras recibir el galardón.

Tras Juan Bautista Beltrán resultaron seleccionados, en segundo lugar, José Expósito Ramos, de Autoservicio Ceyan, Córdoba, y en tercer puesto, Francisco José Cano Giménez, en representación de Luceros Selección Cortadores de Jamón, de Alicante.

La organización del concurso puso a disposición de cada participante un jamón mangalica, así como un cortador de jamón profesional. Las pruebas clasificatorias consistieron en el corte de dos platos de jamón en los que se valoraba la presentación, el grosor de las lonchas y el peso de la ración más cercano a los 85 gramos. Otras pruebas consistieron en la preparación de tres raciones, una sesión de velocidad de corte, y la creación de dos tapas o pinchos diferentes con jamón mangalica.