Pulpito de Peñas

Corria la década de los sesenta cuando el vizcaíno Matías Miangolarra arribó en viaje de novios a la villa gozoniega, y tan prendado quedó del lugar, que decidió pasar allí el resto de su longeva vida que expiró el pasado 2017con 90 años.
Eligió una casa de ensueño elevada sobre el puerto y en la planta baja instaló un acogedor restaurante en el que preparaba, al modo de su tierra, los pescados locales, convirtiéndose en un referente gastronómico afamado en toda Asturias; pero tras su jubilación los sucesores no fueron capaces de mantener el prestigio alcanzado y el negocio entró en una etapa de decadencia y descrédito.
En esta coyuntura se hizo cargo del restaurante Ramón Menéndez, miembro de una prestigiosa familia hostelera local, que puso toda su experiencia y empeño en recuperar y aún mejorar la reputación que antaño gozó este restaurante, único por su emplazamiento privilegiado. Desde el comedor situado en la galería asomada al puerto se ofrece una impresionante y hemosa panorámica que alcanza hasta la costa

                                                                Milhojas de la casa

de Villaviciosa y al fondo, hacia el interior, las cumbres nevadas de los picos de Europa; una invitación explicita a disfrutar de los productos del Cantábrico, especialmente los capturados en las inmediaciones del Cabo Peñas, que aquí se ofrecen frescos y preparados sin artificios que distraigan de su pura esencia. Percebes, quisquillas, andaricas, salmonetes, lubinas, rodaballos, pulpinos de Peñas y cuanto el mar ofrezca en cada momento, se sirven, solos o integrados en calderadas o paellas, en el punto idoneo para ser saboreados en su plenitud; si bien no faltan buenas carnes ni platos de cuchara como la imprescindible fabada asturiana y les fabes con almejes o jabalí.
Mención aparte merecen los postres caseros, delicados, ligeros y primorosos.
Muy destacable la bodega, especialmente extensa en vinos blancos, con predominio de las denominaciones gallegas, que garantiza el acompañamiento idoneo para cualquiera de los manjares que aquí se sirven.

Rodaballo a la plancha