28 Restaurantes de la ciudad ofrecerán menús con los callos como protagonista

Es buena época para preparar platos de puchero, guisos y todos los condumios en general cocinados a fuego lento, o como dirían las abuelas, cocinados con cariño, porque además de que comienza a apretar el frío es tiempo de matanza y tenemos frescos muchos de los ingredientes con los que se preparan estos platos. Así, si preguntamos en casa qué hay de comer y nos dicen que callos, a todos se nos hace la boca agua conocedores de que nos harán entrar en calor. Sólo pensar en esos pedacitos de carne repletos de gelatina, el toque picante, y la espesa salsa me apetece coger el teléfono y reservar mesa ya. Veintiocho son los restaurantes repartidos por Gijón en los que se cocinarán callos este mes de Diciembre. Más concretamente, desde mañana martes hasta el lunes 9 se podrá degustar un menú en el que al menos uno de los platos sean los callos en los siguientes restaurantes: A Caldeira, Alleranu-Casa Javi, As de Picas, Bellavista, Los Campinos, La Carbayera, Casa Fede, Ciudadela, La Costa, La Cuadra de Antón, El Cubero, La Esquila, Faro de Piles, El Jamonar, Casa Justo, El Llagar de Begoña, Parrilla Muño, Nava, Pasaje, El Paseo, Las Peñas, Picasso, Plaza, La Quinta del Ynfanzón, Sporting, La Terraza de Viesques, Trasiego y La Zamorana. Hay muchísimas recetas diferentes a la hora de elaborar callos, incluso en función de la región o localidad. Mientras en Madrid gustan de grandes paños en Asturias los preferimos recortados y “pequeñinos”. Aunque la mayoría de cocineros dicen que lo mejor es que sean de ternera lo normal es que vayan siempre acompañados de algún producto proveniente del cerdo como el chorizo y la morcilla, o directamente se les echa trocitos de carne de cerdo. Eso sí, siempre servidos bien calentitos, en cazuela de barro y con un ligero toque alegre, fundamental para que su sabor sea auténtico y profundo. Otros platos acompañan a los callos en los menús de las jornadas son la crema de nécoras, revueltos de setas y gulas o sopa de marisco de primero, aunque hay quien ha optado por poner los callos de primer plato y bacalao por ejemplo de segundo. Todos los menús están pensados en la época, y son ideales para protegerse del frio que acompaña la inminente llegada del invierno. El precio de los menús es de lo más asequible ya que desde 15 euros (bebida aparte) podemos disfrutar ya de una comida o cena de lo más sabrosa y completa. Estas jornadas están organizadas por la Asociación de Hostelería de Gijón. Tanto los restaurantes que participan como los menús y precios se pueden consultar en la página www.gijon.info que incluye además otros planes ideales para este Puente de la Constitución. Buen provecho.