El bombón Pecado Original de Cremela (Cangas de Onís) ha resultado ganador del título “El Mejor Bombón Artesano de Asturias”. El segundo clasificado ha sido «Sol de Valencia» de Ortegal (Llanes) y el tercer clasificado ha sido el «Bombón Tatín» de Viña de Piedras Blancas. Merecen mención especial la Confitería Vidal y La Mar de Chocolate.
Un concurso organizado por la Cámara de Comercio de Avilés, el Gremio de Artesanos Confiteros del Principado de Asturias y la empresa de eventos gastronómicos Gustatio en Salenor.

El concurso ha nacido para poner en valor el trabajo de  los reposteros, maestros pasteleros, confiteros y jefes de partida de postres de los establecimientos asturianos. El mundo dulce siempre ha sido muy importante en la región y debe seguir teniendo un peso relevante en cualquier momento de celebración o comida.

El jurado de esta primera edición ha estado formado por prestigiosos confiteros de la región, técnicos, cocineros y críticos gastronómicos, que han sido los encargados de probar y valorar todas las propuestas que se han presentado a concurso. Los miembros del jurado han sido: Pablo Balbona, Balbona Pasteleros; Jonathan González, Pastelería Cabo Busto; Alberto Díaz, Presidente del Gremio de Artesanos Confiteros del Principado de Asturias, Alberto Ojeda, Confiteria Albert; Antonio Argüelles de  Argüeles Chocolatier; Gonzalo Pañeda, Restaurante Auga; Pablo Ramos, profesor de la Escuela de Hostelería de Gijón y David Fernández-Prada, director de Gustatio y Periodista Gastronómico. Los criterios que ha valorado el jurado son la estética, el corte, la textura y el sabor.