La ceremonia de entrega de los Premios Nacionales de Hosteleria de la FEHR llevó ayer a Salamanca a la cúpula de la hostelería española

La Federación Española de Hostelería (FEHR) entregó ayer en el Teatro Liceo los Premios Nacionales de Hostelería 2017 en un acto que contó con la presencia de la consejera de Cultura y Turismo del Gobierno de Castilla y León, María Josefa García Cirac, y en el que Asturias tuvo protagonismo al recibir el restaurante Casa Consuelo de Otur (Valdés) el premio correspondiente a la promoción de la Cultura. Otea, hostelería y turismo en Asturias que fue quien propuso a Casa Consuelo para este galardón, estuvo presente en la ceremonia de anoche representada, entre otros, por el presidente, Jose Luis Alvarez Almeida y por Alfredo Garcia Quintana que además de directivo de Otea es vicepresidente de FEHR. Garcia Quintana acompañó a Alvaro Garcia Lopez, que fue quien recogió el galardón de Casa Consuelo.

Antes del inicio de la entrega de los galardones, la consejera destacó la importancia de estos premios porque que suponen “un estímulo para el sector de la hostelería y la restauración” y sirven de reconocimiento al trabajo y también como “aliciente para seguir avanzando en la calidad del sector”.

Por su parte, José Luis Yzuel Sanz, presidente de la Federación Española de Hostelería, aseguró que el sector “va viento en popa y va creciendo”, además de que “está tirando del carro y está creando empleo e ilusión”. Reconoció que hay cosas que mejorar y reclamó un mayor reconocimiento social y un mayor respeto por parte de las administraciones públicas que deben estar “para no estorbar y para ayudar más”, en referencia a los conflictos que surgen con terrazas o chimeneas, por ejemplo. “Se nos pone siempre en una confrontación y no se buscan soluciones”, señaló José Luis Yzuel, quien criticó también la falta de ayudas por parte de las administraciones. “Somos más de  300.000 establecimientos y nuestro peso económico no tiene reflejo en los presupuestos.”, afirmó

Premiados

La FEHR reconoce con estos premios “la labor de los establecimientos, empresas e instituciones que han destacado en aspectos tan diferentes como la innovación, la responsabilidad social, el apoyo a la cultura, la sostenibilidad, compromiso con las personas con discapacidad, compromiso con la calidad, y pueden ser considerados un ejemplo para el sector por su contribución a engrandecer la hostelería y aportar buenos modelos a seguir”.

Los premiados de esta edición fueron ‘Casa Consuelo’, en la categoría de cultura, como quedó dicho, y junto a él: Jesús Acin, como empresario hostelero; el ‘Mesón Cuevas del Vino’, en Chinchón, como empresa; el restaurante ‘Erre Ramón Freixa’, como empresa de origen español en el mundo; Ausolan, en la categoría de responsabilidad social corporativa; Rural Suite Hotel, en la de discapacidad; el restaurante ‘Spoonik’, en innovación; restaurante ‘Manolo’, en la de calidad y ‘Casa Elena’, en la de sostenibilidad.

Además de los premios, el jurado otorgó una serie de reconocimientos a diferentes entidades, personalidades e instituciones que hayan destacado por su colaboración con el sector y por sus acciones encaminadas a favorecer y dinamizar la hostelería nacional. Entre ellas, la agencia Servimedia por su promoción de la gastronomía, Unilever, en la categoría de empresa; el Ayuntamiento de Salamanca, como entidad; José María Rubio, presidente de honor de la FEHR, en la categoría de persona; Cristina Sellés, como directiva de asociación; Javier Arenillas, como profesional de asociación; ‘Café Moderno’, en la categoría de restaurante centenario, y la Escuela de Hostelería Fonda Veracruz, en la de escuela de formación.